johntenniel

Sir John Tenniel

Una Maravilla observadora
de su País y su tiempo

Conocido como el ilustrador de Alicia en el país de las maravillas de su primera edición de 1865, fue el ilustrador jefe del Punch el diario satírico político más importante de Inglaterra Victoriana. Gran observador de su tiempo, el sólo ver sus dibujos nos permite entender mucho más de su tiempo que leyendo un centenar de libros. 

Este 2014 se cumplen los 100 años de la muerte de Sir John Tenniel uno de los más célebres ilustradores victorianos. Conocido mundialmente como el primer ilustrador de Alicia en el país de las Maravillas de Lewis Carroll, Tenniel quedó inmortalizado en las mentes occidentales y es aún objeto de culto y colección. Su visión de Alicia en un vestido celeste con delantal blanco quedó inmortalizada por Disney y renovada por Tim Burton en su película sobre las obras de Carroll. Pero John Tenniel refleja toda la época victoriana, no sólo desde el auge editorial de la segunda mitad del siglo XIX, sino que  en su presencia permanente en los periódicos como ilustrador de humor gráfico y sátira política. 

El siglo XIX es un siglo fascinante. Es en ese período donde se inventa el mundo moderno tal como lo conocemos. El mundo cambió de modo radical en muy poco tiempo. La Revolución Industrial creó una nueva concepción, que en un plazo de muy poco tiempo se impuso y creó nuevas realidades. La aplicación de la máquina de vapor a la producción hizo que se lograra producir cantidades inimaginables, mucho más allá de las necesidades, con lo que se instauró la sociedad de consumo. Lo que antes era visto como un lujo, ahora era una necesidad. La gente comenzó a moverse y a demandar cada vez más cosas. Con la invención del telégrafo las noticias  comenzaron a ser frescas y las mejoras en las máquinas de impresión permitieron desarrollar y masificar un nuevo producto que rápidamente se impuso, el periódico. Es la época de oro de los diarios y publicaciones que irá de la mano con el auge de los ilustradores. En una época pre fotografía los ilustradores serán de suma importancia ya que apoyarán a las publicaciones de texto con imágenes de la realidad que se expresa. Toda Europa se llenará de los llamados periódicos ilustrados en los que los dibujantes tendrán un lugar primordial y serán completas celebridades. En una época de creación de la llamada Opinión Pública, las caricaturas políticas serán elementos centrales de las conversaciones de los salones y los grupos de reunión. The Punch será el gran periódico satírico de la época y John Tenniel  uno de sus principales colaboradores.  Del mismo modo Tenniel será amigo de Charles Dickens y pertenecerá al grupo amateur de teatro del actor. Será hecho caballero por la reina Victoria en 1893 por sus méritos. 

El Caricaturista político

Nace en Bayswater, oeste de Londres en 1820. Como muchos victorianos antes de la ley de instrucción primaria que obliga a todos a ir al colegio,  tendrá autoeducación. Más tarde ingresará a la Royal Academy y a la Sociedad de Arte de la calle Clipstone pero será conocido como ilustrador y caricaturista. Ya en 1850 exhibe cuadros en  la Academia de Liverpool en el que destaca un cuadro basado en la gran conspiración que quiso volar el parlamento.  Uno de los murales del  actual Parlamento sobre Santa Cecilia es de él. Pero rápidamente se impuso su capacidad humorística que muy pronto lo convirtió en uno de los ilustradores favoritos de los periódicos. Llegará a ser el caricaturista jefe de The Punch sobresaliendo por su capacidad irónica y satírica.  Sus caricaturas registran la política victoriana en toda su amplitud. Sus dibujos recorrerán los principales acontecimientos políticos de la segunda mitad del siglo XIX.  Entre las caricaturas inolvidables de Tenniel están las realizadas tras el llamado Motin de los cepayos en la India. El ejército británico de la India se rebeló contra las autoridades británicas al obligárseles a usar unos cartuchos engrasados con grasa de cerdo, lo que para ellos representaba una ofensa religiosa. Rápidamente se generará un movimiento de descontento por la ocupación británica y la apropiación de territorios por parte de éstos, lo que culminará en ataques desmedidos de los llamados cepayos contra la población británica que culminará en asesinato de blancos, incluyendo mujeres y niños. La opinión pública quedará horrorizada y la reacción y venganza inglesa no se hará esperar. Este evento terminará con el gobierno político de la India que estaba en manos de la Compañía de las Indias Orientales y se creará el gobierno de Raj. Tenniel mostrará en sus imágenes la Reacción de “Britania” sobre el tigre ( la India) como algo justo y merecido. 

Del mismo modo en relación a la Guerra de Crimea, la cual fue una vergüenza para Inglaterra, ya que dejó en claro que el “León” podía ser vencido. La guerra de Crimea pretende probar los poderes del Imperio Ruso, Francia, el Imperio Turco e Inglaterra respectivamente. Se dice que tiene relación con la custodia de los Santos lugares de parte de Francia, pero la realidad es muy diferente. Los intereses del Imperio ruso por la salida al mediterraneo le hicieron probar fuerzas y ver si Inglaterra sería realmente una piedra de tope. Inglaterra estaba segura de su potencial económico y se creía invensible. Pero esta guerra, que será la primera Guerra fotografiada de la historia, será una derrota vergonzosa, ampliamente cubierta por la prensa, lo que golpeará al gobierno de la reina Victoria. John Tenniel realizará geniales caricaturas en las que mostrará al oso, Rusia triunfante sobre el pavo ( Turquía), el León (Inglaterra).

Muchos serán los temas contingentes tocados por John Tenniel desde el Punch. Desde ya el temor británico a la Reform Bill. Una serie de leyes que ampliarían en el tiempo el electorado y permitiría una mayor participación.  Es el terror al “pueblo”, los ingleses odian las revoluciones, las consideran algo muy “ francés” y la participación del “ pueblo” en una mayor proporción les asustaba enormemente. Pero la reforma no condujo a la revolución pero si facilitó una serie de reformas que permitieron descomprimir las presiones sociales de la segunda mitad del siglo XIX.  La revolución industrial había traído muchos cambios favorables, pero también trajo consecuencias indeseadas, como la llamada “ cuestión Social”. Marx y Engels escribieron el “Manifiesto Comunista” pensando en la revolución en Inglaterra. Para 1848, año del manifiesto, el movimiento Cartista parecía ser la puerta al sueño marxista, pero no fue así. El odio a la revoluciones llevó a legislar y descomprimir las presiones sociales. En 1847 el parlamanto aprobó la famosa “ ten hours Bill” con la cual se redujo por ley la jornada laboral, con lo que el movimiento cartista perdió toda la fuerza. Marx y Engels recorrerían entonces el continente esperando su ansiada revolución que nunca verían llegar.

Del mismo modo  Tnniel tocará la gran rivalidad entre los dos más famosos primeros ministros de la reina Victoria, William Gladstone ( wigh) y Benjamin Disraeli ( tory). La rivalidad entre ambos, no era solo partidaria, sino que personal. Mientras Gladstone era fruto de la meritocrácia y había realizado toda la perfecta carrera política esperada y debía por sus buenas labores ser amado por la reina; Disraeli escribía novelas y amaba el teatro, no era aplicado en las finanzas personales, pero la reina confiaba en él y lo quería y admiraba.  El odio los hacía ver como agua y aceite y además en la segunda mitad del siglo XIX se iban turnando la silla de primer ministro. Esta rivalidad era caldo perfecto para la sátira política. Se los denominaba el León y el Unicornio, mostrándolos como las dos caras del escudo inglés. Tenniel no solo los caricaturiza y se ríe profundamente de esta enemistad, sino que los sitúa incluso en el mundo de Wonderland cuando el León y el Unicornio están en la corte de la reina de corazones, quien no es más que la mismísima Victoria Regina.

Disraeli fue quien enfatizó la idea del colonialismo al constatar en la segunda mitad del siglo XIX que Inglaterra estaba perdiendo ventaja en lo industrial, por tanto enfatizar en la idea le Imperio británico los hacía verse poderosos aún. El decía que Inglaterra era una potencia asiática y tras la unificación de Alemania en 1871 como Imperio, no quiso que Victoria se viese menos siendo sólo reina y la hizo coronar Emperatriz de la India.  Así mismo se encargó de lograr el dominio sobre el canal de Suez y no escatimó en recibir los aportes en dinero de Rothschield y asegurarse las llaves del paso hacia la India. Todas estas imágenes fueron caricaturizadas por Tenniel en forma magistral y las caricaturas  muestran la realidad sin máscaras.  Gladstone en sus últimos gobiernos intentará dar solución al tema irlandés que amenazaba la paz inglesa, cosa que le será muy compleja y le costará el cargo. Tenniel otra vez en forma genial lo mostrará  en toda su verdad, intentar tomar el toro por las astas suele terminar con el torero corneado. 

Alicia y la fama

A pesar de ser uno de los ilustradores más importantes durante la época victoriana, hoy se le recuerda por ser el primer ilustrador de la obra de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas.  Para este trabajo Tenniel desarrollo 92 ilustraciones para la edición de 1865 de Alicia en el país de las maravillas y  para la edición de 1871 de Alicia a través del Espejo de Carroll.  Estas ilustraciones son tal vez  las más famosas ilustraciones de libros del mundo, para él fueron tan importantes que dice no haber podido ilustrar nada más.

Lewis Carroll  se llamaba en verdad Charles Lutwidge Dodgson y era un matemático y fotógrafo victoriano. Fue una casualidad que escribiese Alicia en el país de las Maravillas. Había llegado al Christ Church college de la Universidad de Oxford un nuevo decano de apellido Liddell, quien tenía tres hijas, Alicia, Edith y  Lorina. Tras un día de campo con varias personas y las niñas, Dogson contó una historia oral de aventuras usando el nombre de Alicia. Tras una tarde entretenida de pic nic, la niña le pidió que lo escribiese. Así surgió el manuscrito de lo que él llamo “ Las Aventuras Subterráneas de Alicia”. No era su intención publicarlo, pero el libro era muy bien acogido por quienes lo leían y entonces tres años después visitó a un amigo editor quien aceptó la obra , pero sugirió cambiar el nombre por “ Alicia en el país de las Maravillas”.  Las habilidades de ilustración de Dodgson no eran buenas, por lo que siendo un admirador del Punch solicitó a John Tenniel que ilustrara su obra.  Tenniel aparte de las caricaturas políticas había ilustrado varios libros de ficción.  Undine en 1846, las fábulas de Esopo en 1848, las obras de Edgard Alan Poe en 1857, las mil y una noche en 1863, y algunas obras de Charles Dickens,  entre otras. 

La imaginación de Lewis Carroll creará un mundo sin lógica matemática, pero será la imaginación de John Tenniel quien le dará una estética a este mundo inigualable.  En un momento del auge editorial y la consideración de nuevos mercados, el infantil; las publicaciones ilustradas eran la tónica. Los niños comenzarán a ser vistos como un mercado, la nueva sociedad de consumo apunta a ellos. El siglo XVII consideraba a los niños seres imperfectos, con su capacidad racional aún no desarrollada, por tanto inferiores. Descartes y el racionalismo, no mira  a los niños, aún no merecen ser vistos. Es el romanticismo el que considera que los niños son puros en el inicio, la sociedad los corromperá después. Es tal vez “el Emilio” de Jean Jacques Rousseau el que  está muy en sitonía con  su otro libro “el Contrato Social” plantea la bondad inicial plasmada en los niños, que luego la sociedad hará perder y que el Contrato social y el volver a la igualdad hará retornar. Los niños comienzan a ser vistos como puros y buenos y por tanto valorados de un modo diferente. Pero esta infancia valorada es el siglo XIX muy precaria. En un mundo sin antibióticos, los niños morían en forma abundante. Si a esto le sumamos la sociedad de consumo y la tendencia masiva a la educación, el resultado es cada vez más publicaciones para niños. La competencia por las publicaciones hizo que el mercado de los libros se fuese sofisticando y para cuando Lewis Carroll publica su Alicia, los estándares están impuestos. El piensa en el mejor ilustrador que conoce, John Tenniel para que visualice lo que él propone en este mundo de caos. La historia es particularmente genial, pero las ilustraciones son memorables a un nivel que nunca nadie más se liberará de ellas. Tras las edición inicial con ilustraciones en blanco y negro, Tenniel abordará una nueva con ilustraciones coloreadas. Tras él otros ilustradores grandes de fines del siglo XIX intentarán con la historia de Carroll. Entre estos destacan Arthur Rackham, Charles Folkard y Furnis. Todos ellos mantendrán la línea imaginativa de Tenniel. Es él quien abre el camino a las maravillas y visualiza por vez primera lo que Lewis Carroll pretende mostrar en sus escritos. 

Tenniel merece ser recordado y entendido como una gran observador de su tiempo. Tal vez desde las caricaturas uno recién comienza a comprender la realidad inglesa decimonónica. 

Comparte

Compartir enfacebook
Compartir engoogle
Compartir entwitter
Compartir enlinkedin
Compartir enpinterest
Compartir enprint
Compartir enemail

La Orden de los Caballeros Templarios

El mundo medieval representa el período de consolidación y auge del nuevo ente cultural llamado occidente. Los elementos constitutivos de esta cultura, el ser grecorromano

Waterloo ¿Fue derrotado Napoleón?

Este año 2015 se celebran los 200 años de la batalla de Waterloo, que ha pasado a la historia como la derrota final de Napoleón.

Tolkien el Medievalista

John Ronald Ruel Tolkien es mundialmente conocido como el padre de la fantasía moderna. Autor de una epopeya, comparable con La Iliada, La Odisea o

Sir John Tenniel

Una Maravilla observadora de su País y su tiempo Conocido como el ilustrador de Alicia en el país de las maravillas de su primera edición